Hotel Boutique 1850 Logo

reserazulMEX 01 (473) 732 2795
MEX 01 (800) 500 4001
  World +52(473) 732 2795

es  en  

Mercado Hidalgo3
Mercado Hidalgo2
Mercado Hidalgo1

Servicios:

Principal mercado de la ciudad, fue proyectado, inicialmente como estación del ferrocarril en el predio que ocupó la antigua plaza de toros de Gavira. La construcción se prolongó de 1905 al 16 de septiembre de 1910. Lo inauguró el Presidente Porfirio Díaz como parte de las fiestas del centenario de la independencia. La mayor parte del inmueble es de hierro y su planta tiene forma de letra T. Sobre la enorme bóveda está la torre de un reloj de cuatro carátulas y en su cúpula una veleta con un pararrayos. Fue construido por Alexandre Gustave Eiffel, (El mismo que diseño la torre Eiffel) Treinta ventanales permiten el paso de luz suficiente para iluminar su interior de 70 metros de largo por 35 metros de ancho, con una gran bóveda metálica. Su fachada es de cantera rosa. En su interior se pueden adquirir dulces típicos y artesanías de la región.

El 11 febrero de 1904 un anuncio oficial causó revuelo entre los habitantes de la capital, el XX Congreso del Estado publica un decreto en donde, "se autoriza al Ejecutivo para que sin prejuicios de los gastos de erario, proceda a la construcción de uno o dos mercados".

La noticia se propagó rápidamente y tiempo después la plaza de toros que se ubicaba en la antigua Plaza de Gavira comenzó a ser demolida; en las "Efemérides" de Crispín Espinoza, sobresale que el 11 de junio de 1904 comenzaron las obras de construcción del nuevo centro de abasto. Sin embargo un año después, la ciudad fue azotada por una gran inundación que dejó como saldo 200 muertos, personas desaparecidas, fincas destruidas y la suspensión de las obras en mención.

Poco a poco, el Municipio se levantó de este duro golpe, pero la construcción no se retomó sino hasta el 30 de diciembre de 1908, cuando el Gobernador Joaquín Obregón González, el arquitecto Ernesto Brunel y el ingeniero Ponciano Aguilar, firmaron la escritura de contrato para la construcción del que sería el mercado Hidalgo.

Así, una nueva era en la arquitectura de Guanajuato capital estaba por comenzar, ya que la obra se pensó en grande, incluso los planos del inmueble fueron hechos por la casa Pearson & Sons de Londres, Inglaterra en 1903.

Crispín Espinoza, destaca en sus "Efemérides" que en las cláusulas del contrato de construcción se pidió, "usar los mejores, más adecuados y bonitos materiales que se conocen en los mercados del país. Toda la parte metálica será de fierro o acero forjado, de la mejor clase que se conoce".

La construcción

Llegó 1909 y una vez puestas las cartas sobre la mesa, se prosiguió a ultimar detalles para comenzar con el levantamiento de la magna obra, fue así como el siguiente paso fue construir 12 arcos en la parte del río Guanajuato que pasaba por el lugar, los cuales sirvieron para sostener los postes para la estructura del edificio. Luego se comenzaron a adquirir las fincas de la zona para ser demolidas y proceder con las obras, mientras tanto la primera parte que comenzó a levantarse fue el arco de la entrada central del edificio. Transcurrieron los meses, las obras avanzaron poco a poco y la gran estructura metálica tomó forma gracias a cientos de trabajadores que pusieron todo su empeño guiados de la mano del arquitecto Ernesto Brunel. Las enormes estructuras metálicas resultaron totalmente innovadoras para su época y al pasar por el lugar, los guanajuatenses de antaño no daban crédito a lo que sus ojos observaban y con justa razón, ya que fueron de los privilegiados en conocer una de tres primeras construcciones de este tipo en México.

Ya para mediados de 1910 la construcción se alzaba majestuosa y con una elegancia poco conocida hasta el momento, formada de diez armaduras de arco a base de viguetas compuestas, con el techo de lámina acanalada, detalles de las fachadas hechos en cantera rosa, todo coronado con un suntuoso reloj de 4 carátulas.

Hasta ese entonces, la localidad no contaba con un centro de abasto en forma y todo se comercializaba en un tianguis ubicado en el Jardín Reforma, en puestos ubicados en la calle de Mendizábal o con vendedores ambulantes; por tal motivo, la apertura de un mercado de esas dimensiones y características resultaba sorprendente.

La apertura

El término de la construcción se programó específicamente para que coincidiera con los festejos por el centenario de la Independencia y qué mejor regalo para la ciudad donde comenzó el movimiento que un enorme edificio que llevara el nombre del Padre de la Patria.

La inauguración del mercado Hidalgo se anunció con bombo y platillo por toda la ciudad, toda la sociedad guanajuatense estaba ansiosa de participar en la ceremonia que se preparó con demasiada antelación y donde estaría presente el mismísimo Porfirio Díaz. Tal como reza el dicho: "No hay plazo que no se cumpla", llegó el anhelado 16 de septiembre y en punto de las 10 de la mañana de aquel día todo el pueblo se dio cita en San Agustín, donde inició una procesión cívica que llegó hasta el Palacio de Gobierno donde se incorporaron las autoridades gubernamentales.

El gran contingente recorrió las principales calles de Guanajuato y de pronto se encontraban en los pies del magnífico e innovador edificio de inigualable belleza; todo el mundo estaba ansioso por entrar y conocer al detalle el inmueble.

El olor a pintura fresca inundaba el lugar, caras de asombro por la majestuosidad del espacio y un Porfirio Díaz orgulloso de ser el principal impulsor de aquel proyecto hecho realidad, fue lo que los capitalinos presentes en el evento pudieron observar. El mercado Hidalgo se llenó de personas, quienes participaron en la ceremonia inaugural, en uno de los costados fue colocado un gran escenario con sillas para invitados especiales, al centro el Presidente Díaz y otras autoridades lucían orgullosos de su legado.

De este modo y con una emoción que se podía respirar en el aire, comenzó la ceremonia inaugural con la interpretación del Himno Nacional a cargo de la orquesta Nunó, luego se develaron las placas conmemorativas alusivas a la ocasión para continuar con la intervención de la orquesta Weber, seguida del discurso oficial a cargo de Antonio Alcocer.

El evento continuó con gran júbilo y los asistentes se deleitaron con el Himno Nacional interpretado por el coro de niños V. Presa, para luego escuchar una poesía en voz de Agustín Lanuza y una intervención de la orquesta y banda Belmonte.

Todo terminó con una alocución de José Jiménez y nuevamente la interpretación del Himno Nacional.

Desde ese momento el mercado Hidalgo abrió sus puertas, sin embargo muchos años tuvieron que pasar para que el gran centro de abasto se consolidara entre el gusto de la ciudadanía.

El mercado Hidalgo en el tiempo

Su inauguración pocos meses antes de que estallara el movimiento revolucionario en el país impidió que de manera inmediata el inmueble cumpliera con su función, pero una vez que la calma comenzaba a imperar en el país algunos comerciantes se establecieron en el espacio que desde el inicio se pensó para que sirviera de mercado.

Tuvieron que pasar largas décadas para que el centro de abasto tuviera su distribución actual, ya que al inicio solamente unos cuantos vendedores se instalaron en el interior, mientras que otros muchos siguieron establecidos en las calles de Guanajuato.

Lucita Torres de Ortega, una de las comerciantes de antaño, recuerda que para 1957 fecha en que se permitió la instalación de vendedores de artesanías en el segundo piso del inmueble, "fue cuando el mercado cobró vida". Afirma que hasta ese entonces, "la gente empezó a venir a comprar sus víveres aquí en el mercado Hidalgo". Con gran nostalgia, recuerda que a principios de los sesenta, la parte baja del edificio era ocupada por una mueblería, vendedores de sillas de bejuco y algunos otros marchantes que ofrecían frutas y verduras". "En la parte del fondo había regaderas y cocina, porque prácticamente muchos de los comerciantes que estaban establecidos en ese entonces ahí vivían y era un verdadero cochinero".

A 100 años de su inauguración los puestos de la parte baja están mejor distribuidos y se puede encontrar una gran variedad de productos que van desde frutas y verduras, carnes y pescados, hasta artículos para fiestas y comida corrida.

El festejo de los primeros 100 años

Para festejar los 100 años de existencia del emblemático mercado Hidalgo, los locatarios en conjunto con las autoridades estatales y municipales han unido esfuerzos para que esta gran fecha no pase desapercibida y prepararon un programa con actividades diversas.

El momento quedará inmortalizado en la historia, con una medalla conmemorativa hecha en plata pura y con la presentación de un libro editado por Editorial La Rana, en el que se hace un recuento con la verdadera historia del espacio.

Su trascendencia

A la fecha, el mercado Hidalgo es un edificio que conjuga valores de unicidad, funcionalidad, estética y elementos técnicos que lo convierten en un icono guanajuatense y patrimonio nacional.

Por ello se debe destacar que se trata de un inmueble con valores históricos, artísticos y estéticos, unidos por todos los elementos estilísticos que se hacen mayores por los materiales con que fue construido.

Basta con observar sus pequeños detalles para darse cuenta del por qué es uno de los iconos de la capital y de la arquitectura del porfiriato; su valor arquitectónico en la aplicación del acero y vidrio se realizó de forma tal que el resultado se constata en su belleza inigualable.

Reservaciones

01-800-500-4001
01 (473) 7322795

Reservaciones

Chief Concierge Ext.402

ConciergeDenos la oportunidad de hacer posible, lo que parece imposible.

Concierge

mexico

Dirección

fp-footer-icon4
Jardín de La Unión 7
Centro Histórico
Guanajuato, Gto.
México C.P., 36250
MEX 01 (473) 732 2795
MEX 01 (800) 500 4001
World +52 (473) 732 2795
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.